Calientaplatos


CALIENTAPLATOS

Día a día, la innovación y la creatividad culinaria va creciendo. No solo en los restaurantes, bares, bufets, etc., sino también en los mismos hogares.

Además, con las nuevas tendencias gastronómicas, es imprescindible contar con los utensilios adecuados para realizar la labor de forma sencilla.

Gracias a los avances tecnológicos, cada vez es posible encontrar equipamiento que facilite y mejore la experiencia de cocinar. Y ahora, la tecnología industrial llega hasta tu hogar.

Este es el caso del calientaplatos, un utensilio que va ganando popularidad en las cocinas de todo el mundo.

¿Para qué se utiliza un calientaplatos?

Un calientaplatos se utiliza, como su nombre bien lo indica, para mantener los platos calientes. Puede servir para que mantengas tanto la comida como la vajilla caliente. Además, es muy fácil de usar, lo que es un agregado para aquellos que no se atreven a adquirir utensilios complicados.

Lo único que debes hacer es abrirlo, colocar el plato o los recipientes, seleccionar la temperatura que deseas para su conservación y listo. Sumamente sencillo.

A veces sucede que cierto plato o guarnición se termina de preparar antes de que los demás estén listos, entonces, para evitar que se enfríe, se hace uso de un calientaplatos.

Ventajas de poseer un calientaplatos

Existen muchos motivos por los que podríamos adquirir este utensilio. Por eso, de forma breve, veamos algunos de ellos, mientras nos centramos en tenerlo en el hogar.

En primer lugar, te permite tener un correcto balance de temperatura entre todos los ingredientes cuando prepares comida para una cantidad considerable de personas.

Por otro lado, una de las razones de más peso para algunos, es que contar con uno de estos aparatos te ayuda a que cuando sirvas la comida, esta no pierda su calidez y temperatura. ¿Por qué lo decimos? Porque usualmente, cuando sirves comida caliente en un plato frío, la comida se enfría también. Contar con un calientaplatos te ayudará a mantener la vajilla a una temperatura adecuada para evitar que la comida se enfríe.

Además, no solo te sirve para calentar la vajilla, como te mencionamos al inicio, sino que te permite descongelar, calentar bebidas, fermentar masas con levadura. También ayuda a que las carnes y pescados se mantengan calientes a la hora de servir. Es casi como contar con un horno microondas, solo que los calientaplatos te permiten controlar de forma más completa la temperatura y, sobre todo, consume mucho menos energía.

La temperatura que ofrecen los cajones calientaplatos es regulable y va de los 30º a los 80º C.

Otra ventaja es que están fabricados en acero inoxidable. Esto no solo facilita la limpieza de la máquina, sino también te garantiza que es un producto de calidad.

Como un dato adicional, te sugerimos colocar tu calientaplatos encima de tu horno, ya que hará que sea más fácil cocinar si tienes que preparar y calentar varios platos a la vez.

¿Cuánto cuesta?

Ya que cada vez existen más tendencias a utilizar este utensilio, podrás encontrar una gran cantidad de opciones en el mercado. Y, claro, el precio varía de acuerdo a la marca, medidas, características de cada uno de los cajones calientaplatos.

Tú puedes escoger la que más se adapte a tus necesidades. Si estabas buscando un calienta platos, entonces has llegado al lugar correcto. Aquí encontrarás las mejores marcas y los mejores precios.

¡Decídete hoy a innovar tu cocina!

Consulta los precios y las especificaciones técnicas, nosotros te brindaremos un servicio personalizado y podrás escoger con tranquilidad y paciencia.

Podemos brindarte cotizaciones por medio de nuestro número de WhatsApp, así que no dudes en enviarnos un mensaje por ahí. También puedes hacerlo mediante la dirección de correo electrónico que encontrarás en la sección de contacto.